¡Construyamos la comunidad sin gobierno, realicemos la Anarquía!



Los gobernantes, políticos y empresarios, todos ellos, parasitan la sociedad: nada de lo que nos dan como migajas es hecho con su esfuerzo o gracias a ellos, todo, absolutamente todo lo hacemos los gobernados. Ellos, simplemente, nos desorganizan para mostrarse como organizadores, administrar lo que nos obligan a producir, y luego vendérnoslo o dárnoslo como caridad, con el asistencialismo, como si fuera de ellos.

Pedirles, es mendigar lo que nos pertenece. Votarlos, elegir al próximo que decida por nosotros, sobre nosotros y, en fin contra nosotros, es aceptar la represión de la democracia, contracara complementaria de la dictadura; es aceptar que a nuestras necesidades las llamen derechos para atarnos a los deberes con quien nos los otorga, es aceptar el Poder que genera y mantiene el privilegio, los flagelos, la miseria…

Esos, quienes desean acceder al Poder para satisfacer el perverso placer de oprimir y vivir a costa de los otros, y una vez ahí, desde alguna posición en el Estado, defenderlo y perpetuarlo, necesitan que la gente crea que es natural la competencia, el engaño y la represión para imponerse sobre los demás; que es natural que unos decidan por otros y les dirijan la vida. Tratan por todos los medios de justificar y afianzar la autoridad, la dirigencia, la explotación de unos sobre otros: con ese objetivo a lo largo de la historia nos han inventado dioses (seres superiores a los que hay que temer y adorar), para que seamos respetuosos del Poder y sumisos a fin de evitar el castigo. Se afirmaron mediante la creación de instituciones, se dotaron de mercenarios, asesinos a sueldo, jueces, periodistas, policías, dictando leyes y edificando cárceles. Diciendo que nada se puede hacer sin autoridad y educándonos para hacernos sumisos, obedientes, ignorantes reproductores de las relaciones de Poder que generan miseria y le dan sentido a la existencia de pastores, dirigentes, políticos, policías…

Mediante la educación y la represión lo están consiguiendo: por eso la mayoría de los gobernados descreen de si mismo como posibilidad de algo distinto y esperan que el cambio y la lucha la hagan otros, por eso la gente produce para los empresarios en vez de para sí y la comunidad, por ejemplo, comida que se amontona en supermercados para ser vendida mientras cientos de miles se mueren de hambre o de una alimentación deficiente que da lugar a enfermedades, por eso se acepta la tortura del encierro, las cárceles, los manicomios, los institutos de menores, que no son otra cosa que centros de exterminio para pobres y aislamiento momentáneo de las conductas consecuencia de la alienación y la miseria de este sistema, por eso la gran mayoría se somete al trabajo y produce y consume artículos y servicios innecesarios y nocivos, por eso miles se lanzan a las drogas, otra forma de control social, por eso miles de gobernados parten a la guerra contra sus hermanos de otras regiones adoctrinados por el militarismo e hipnotizados por los símbolos patrios que representan solo a sus verdaderos enemigos: los patrones y los gobernantes de todas las regiones…

Nosotros rechazamos la mentira de “la ley de la selva: la supervivencia de mas fuerte” que solo busca justificar la opresión. Nos afirmamos en la tendencia natural a la ayuda mutua que se evidencia en el hecho de que la solidaridad se manifiesta a pesar de la miseria que se vive. Esta claro que tenemos una tendencia a construir comunidad para vivir satisfactoriamente, para satisfacer la necesidad de vínculos afectivos, de cariño, de fraternidad…y estas no son solo suposiciones o creencias, son realidades: la solidaridad, el afecto y el rechazo a ser dominado están y surgen y resurgen y se mantienen a pesar de todo. Estas condiciones son para nosotros “lo humano”: la tendencia natural que se tiene al vínculo fraternal y solidario, condiciones indispensables de lo realmente comunitario, que tenemos que desarrollar voluntariamente. Nosotros creemos, ¡sabemos!, que podemos y tenemos que relacionarnos, proyectar, entendernos y realizar sin autoridad, dando lo mejor de nosotros para llegar al beneficio de todos, sin que nadie decida por los demás,sin que nadie dirija: sin privilegios ni opresión de unos sobre otros.

¿No es deseable y necesario, acaso, ayudarnos mutuamente, en ves de competir; hacernos cargo de nuestras necesidades en vez de estar esperando que otro lo haga y decida por nosotros?

     La libertad y el bienestar de todos dependen de la autodeterminación de cada uno de nosotros, decidiendo por nosotros mismos y entre todos, respetando y valorando la autonomía de cada individuo o grupo contra la autoridad que, aunque se diga “libremente” elegida, siempre engendrará opresión y es la condición básica de todo este sistema insoportable.

      No naturalicemos la opresión, no permanezcamos indiferentes frente a este sistema de explotación, miseria y muerte. ¡¿A que esperamos para ponernos en movimiento?! Seamos expresión de esta tan necesaria revolución social y extendámosla!!!

     ¡¡¡Propaguemos la solidaridad y la libertad, y que viva, viva la Anarquía!!!

Anuncios

Acerca de organizacion sin autoridad

Sitio para facilitar material sobre el anarquismo...

Una respuesta a “¡Construyamos la comunidad sin gobierno, realicemos la Anarquía!

  1. tengo el fanzine d uds. Muy buena redaccion. Punk tampoco es violencia. Protesta. Viva la anarquia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: