Los anarquistas

. . . hacia la conciencia, la conciencia cuerpo, la conciencia que recupera el instinto, el primer instinto, el de la vida, de la sobrevida no. Y en esa vía el anarquista asumió la muerte, la propia y la de los culpables, el daño ocasionado a quién no se ha querido dañar, ese hecho tan … Sigue leyendo