Medicalización de la vida y parto hospitalizado

 Las enfermedades son producidas, principalmente, por la forma de vida artificializada, por el trabajo, por la concentración humana en centros urbanos que tienen como función facilitar el control por parte del Estado.
La solución que nos ofrecen los gobiernos es más control, alienación y la perpetuación de la insalubridad de la mano de la medicina convencional, que perpetua las enfermedades (e inventa nuevas) para justificar su existencia y continuar con el negocio farmacéutico: nunca difundirán ni cuestionaran el verdadero origen de todas las problemáticas: las relaciones de dominación y las condiciones de vida que estas generan. Para imponer la medicina tal cual la conocemos y sus respectivas autoridades, se acuso de hereje, se persiguió y asesino a todos aquellos que practicaran técnicas de autocuración en armonía con la naturaleza.
Así, nos despojaron de conocimientos y experiencias. Estamos siendo anulados en lo que respecta a nuestra capacidad de decisión y elección, y esta falta de autodeterminación nos lleva a delegar en otros, quienes detentan los conocimientos (a menudo equivocados)  dictándonos como y que debemos hacer. La falta de información y el saber en manos de “profesionales”, sumado a la opinión  que forman los medios y  la industria  farmacéutica fueron generando a través de los años miedos e inseguridades en lo que respecta a la autonomía de nuestros cuerpos. Por ej., cuando nos enteramos que estamos embarazadas automáticamente pensamos en ir a hacernos los controles de rutina en la clínica o el hospital. Solo nos puede hacer sentir seguras el hecho e pasar por la aprobación de estas instituciones.
 El  embarazo se convierte en una especie de “enfermedad” que ha de ser controlada rigurosamente por los medicos. Dejamos nuestra vida y la de la de los niños en manos de profesionales, los unicos que “saben” como tratar el tema en cuestión. No tenemos idea de lo dañino e invasivo son ciertos chequeos de rutina como los monitoreos , así como confiamos en suplementos vitamínicos en vez de alimentarnos más  y mejor.
     Y es en el parto donde los niños experimentan sus primeras experiencias con la autoridad, que empezaran a formarle una conducta sumisa. La mujer, que debería estar en posición vertical para facilitar la salida del/a niño/a, por orden de los medicos debe recostarse llevando a la criatura y a la madre a realizar esfuerzos perjudiciales, se le suministra a la parturienta  oxitocina (hormona que desencadena el parto) de forma artificial, para adelantar las contracciones y acelerar el nacimiento según la necesidad de los profesionales. Rodeada de las personas que mecanizan el parto y le dictan que y como debe hacer las cosas, la mujer tensa su cuerpo por el nerviosismo impidiendo que la criatura nazca fluidamente, transmitiéndole a esta una sensación de opresión. El cordón umbilical será cortado antes de tiempo sometiendo a la criatura a una sensación de ahogo para obligarla a respirar vía pulmonar antes de que este preparado para hacerlo. Se la inducirá al llanto con golpes, será separada de su madre (rompiendo el primer momento de reconocimiento con esta) para realizarle una serie de estudios rutinarios: sondas por la nariz, la boca y el ano, pinchazos para extraerle sangre, etc. La criatura se encuentra en un medio hostil, donde le enseñan que el llanto, el único medio de defensa y comunicación que posee es inútil, que sus reclamos no son tenidos en cuenta. Esto genera en el niño, una naturalización de la carencia de afecto y empatia, en un momento en que lo  que necesita es la satisfacción de sus deseos y necesidades por parte de la persona  que le brindo alimento y calor durante su gestación. El parto hospitalizado es reflejo de la negación del apoyo mutuo y de la devastación de los individuos por la autoridad. Es el momento en el que, siendo recién nacidos, comenzamos a naturalizar las relaciones de dominación que nos llevan al punto de aceptar la autoridad como algo natural y a no cuestionarla.
Tenemos la urgencia de reapropiarnos de nuestras vidas y esta necesidad  tiene que ver directamente con la autodeterminación en el momento del parto y con la búsqueda constante de acabar con la autoridad en las relaciones en todos los ámbitos de la vida.

Anuncios

Acerca de organizacion sin autoridad

Sitio para facilitar material sobre el anarquismo...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: