Charla/ocasión de encuentro y debate. JUEVES 11 DE JULIO 17 HS, EN EL PUESTO DE DIFUSION ANARQUISTA, 844 Y 893, SOLANO.

afiche 11 de julio 3

Las insurecciones en muchas partes del mundo

no son una utopia…

Aunque los medios de “des-información“ manipulen y oculten lo que esta pasando en muchas regiones del mundo, las revueltas salen a la luz por videos, fotos o textos que circulan por internet y que aunque sea por unas horas sobreviven a la censura casi sistematica que realizan los poderosos que controlan o tratan de controlar nuestras mentes. En Turquía Comenzaron las revueltas en la ciudad de Estambul cuando se intentó destruir el parque Gezi (último espacio verde de la ciudad) para hacer un shopping , en Suecia por el asesinato de un hombre en uno de los barrios pobres a manos de la policía, en Brasil porque para financiar las obras del mundial de fútbol del 2014 y las olimpiadas en el 2016 el gobierno aumentó las tarifas de los medios de transporte. En muchos lugares mas, los oprimidos se rebelan contra el orden impuesto de las cosas, este orden que genera que unos pocos sean dueños de lo necesario para la vida y otros sufran la explotación y la miseria. En el territorio dominado por el Estado argentino hace unos meses también hubo saqueos de supermercados, incendio de comisarias (como ocurrio en la ciudad de Junin, Provincia de Bs. As.) , disturbios generados por el desalojo de La Sala Alberdi y luchas por la tierra de pueblos indigenas. Es por eso que los que gestionan el poder tratan de apaciguarnos con el fútbol para todos, las drogas legales o ilegales, cada vez más pasta base, o quieren que nos sintamos orgullosos de tener un papa argentino, cuando fue colaborador y complice de los genocidios cometidos durante la dictadura militar y cuando el Vaticano siempre estuvo del lado de los ricos, haciendo negocios con la religión y la fe de la gente.

Los Estados en todo el mundo ya sean de paises ricos o pobres estan invirtiendo cada vez más en vigilar y controlar a su población, por eso cada vez más camaras de vigilancia, cada vez más policias, cada vez mas leyes antiterroristas, cada vez más cárceles, cada vez más control sobre todxs… Es que los parasitos que viven de nuestra explotacion saben que tienen que mantenernos vigilados para que ellos no pierdan su poder y sus privilegios. Tenemos que darnos cuenta que nosotrxs tenemos el poder de cambiar esta realidad de miseria y opresión en la que estamos viviendo. Luchemos por un mundo en donde todos seamos libres, aunque nos repriman las balas no podran jamás matar la libertad.

Mayo/junio: Suecia, Turquía y Brasil

sacudidos por la revuelta social.

Estocolmo (capital de Suecia, país ejemplo de “Estado de bienestar”) fue escenario, durante cinco noches, de violentos disturbios. Mas de 100 autos fueron quemados y varias comisarias atacadas tras el asesinato de un anciano a manos de la policía.

En Estambul, (Turquía, region dominada por un gobierno dictatorial) la represión policial contra quienes se oponen a que un espacio verde (el parque Taksim Gezi) sea destruido para construir un centro comercial, desato una rebelión que se extendió en forma de manifestaciones y disturbios a 67 ciudades de Turquía, y que por momentos puso en jaque a las fuerzas represivas que asesinaron a varios manifestantes, hirieron y detuvieron a miles.

En Brasil ( pais con una democracia de izquierda), el aumento del boleto se sumó a la creciente represion en visperas del mundial y fue la gota que rebalso el vaso: hartos de la opresión del Estado miles tomaron las calles dando vida a días de revuelta en los que se llego a ingresar al congreso para destruirlo, en repudio a la clase política.

Las revueltas se suceden cíclicamente, una y otra vez, en todas partes, tanto bajo gobiernos democráticos como dictatoriales, evidenciando que democracia y dictadura son dos caras de la misma moneda: el Estado que mantiene a la sociedad desorganizada para que los políticos y gobernantes puedan mostrarse como necesarios, los empresarios como “fuente de trabajo” y las fuerzas de represión como garantes de la “seguridad”. En todas partes la situación es la misma: un*s ejercen Poder y viven en el privilegio, otr*s son gobernad*s y por lo tanto sometid*s a la economía, la política, la represión y la miseria.

Tras las barricadas, en el enfrentamiento contra las fuerzas represivas, los gobernad*s nos encontramos con la posibilidad de un mundo distinto: contra la competencia reinante, se impone la solidaridad, los representantes y la negociacion con el Poder son negad*s por la accion directa que no admite que se negocie con la vida.

Las banderas y fronteras estatales dividen a los pueblos, pero la lucha por un mundo en igualdad y libertad los hermana hacia la revolución social: organización sin dirigentes ni políticos, contra todos los partidos (gérmenes de nuevos gobiernos), contra los sindicatos (porque negocian con la sangre de los trabajadores e impiden que estos se autoorganizen) y contra toda institución que reproduzca Poder.

La solidaridad internacional se manifesta con pintadas en las paredes, con sabotajes en el puesto de trabajo y de miles de maneras distintas. A generar vínculos, debatir y difundir la necesidad de un mundo distinto, sin opresor*s ni sumis*s.

Apoyemos las rebeliones en otros lugares agitando por la revolución en donde nos encontremos. Por la libertad de tod*s en convivencia comunitaria, por la dignidad de ser ingobernables: ¡por la anarquía!